El huerto escolar (I)

Miércoles 19 de mayo de 2010, por Mariano Coronas Cabrero

En el curso 1983-1984 comencé a experimentar con el huerto escolar. De esa época conservo un “Cuaderno del huerto”, donde íbamos anotando las faenas que hacíamos. También de esa época son las anotaciones y los documentos que elaboramos en relación con los trabajos paralelos con terrarios, en los que criábamos y observábamos algunos animalillos.

Todo ello lo recogí convenientemente contextualizado en el número 3 de los Cuadernos de Aula Libre: “El huerto en la escuela” (ISBN: 84-920066-0-9), publicación que vio la luz en 1994. En el curso 1988-89, por fin, el huerto se ubicó ya dentro del patio de recreo, aprovechando las obras que acabaron con algunos barracones, permitieron la construcción de un aulario nuevo y liberaron un trozo de patio (no sin resistencias incomprensibles), para poder dedicarlo a huerto. Mantuve la actividad en los cursos 88-89, 90-91 y en 92-93, planteé la creación de un grupo de trabajo sobre “Medio ambiente” para intentar involucrar a algunas personas en el proyecto anual de trabajo. Uno de los documentos que siguen es, precisamente, el proyecto de trabajo que se incluyó en el Plan del Centro de ese año (92-93), sobre las propuestas de actuación en un espacio que –en aquel momento- tenía toda la pinta de ser un equipamiento estable que íbamos mejorando poco a poco.

Disfruté mucho diseñando fichas de actividad que trataban de conectar el pequeño trabajo que hacíamos en el huerto (la parte agrícola, podríamos decir), con las faenas curriculares propias: búsqueda de información; dibujo de especies animales que colonizaban el huerto; trabajos con refranes, frases hechas; fichas de seguimiento de algunas plantas; juegos de palabras; cómics con productos del huerto “humanizados”, como protagonistas, etc. Al final esas fichas experimentadas, dieron como resultado una nueva publicación: “¿Nos vamos al huerto?” que era, en realidad, un “Cuaderno de Educación Medioambiental para el alumnado” (ISBN: 84-923123-0-0). Fue editado por el MRP Aula Libre y lo utilicé y utilizamos unos cuantos años, con el alumnado de 5º de Primaria. Un cuaderno que el alumnado recibía en el segundo trimestre y que iba completando hasta la finalización del curso.

***************************************************

Documento 1:

EL HUERTO ESCOLAR - PLAN DE TRABAJO - CURSO 1.992/93 - Grupo de Trabajo:"Medio Ambiente"

Uno de los objetivos que se ha planteado el Grupo de Trabajo:"MEDIO AMBIENTE" para el presente curso escolar es el de asumir los trabajos de mantenimiento del Huerto Escolar, implicando al alumnado de 4º curso y a quienes, posteriormente, estimen conveniente participar realizando experimentos más sencillos, transplantes, observaciones, etc.

Para empezar, se cuenta con las experiencias llevadas a cabo en cursos anteriores y todos los materiales gráficos, fichas de trabajo, informes, memorias, etc. elaborados, como consecuencia de dichas experiencias.

La actividad en el Huerto Escolar se pretende que aborde dos aspectos generales: .. Por un lado, el desarrollo de las faenas agrícolas necesarias para su puesta en funcionamiento: vallar el recinto, abonar, arar, sembrar, plantar, regar, desherbar, remover la tierra, entreclarecer y recoger los primeros frutos. .. Por otro, realizar un trabajo en clase, en base a una serie de fichas diseñadas por los miembros del Grupo que asienten algunos aprendizajes.

Los OBJETIVOS hacia los que dirigimos esta iniciativa, podrían resumirse en los puntos siguientes:

.. Contribuir, desde el Huerto Escolar, a generar actitudes de amor y respeto a la naturaleza en general.

.. Aprender prácticamente un buen número de conceptos teóricos de las ciencias naturales: raíz-tallo-hojas; siembra-semilla, plantación-planta; flores y frutos; importancia de los vegetales como primer escalón de la vida en el planeta,…

.. Realizar un trabajo colectivamente.

.. Valorar las aportaciones que sobre el tema pueden hacer padres/madres/abuelos, etc., cuando solicitemos su colaboración.

.. Manejar guías, libros, etc. para buscar datos, elaborar informes, etc.

.. Observar, comprobar y analizar las variables más significativas que pueden intervenir en los procesos que tienen lugar en el huerto:arado-abonado-labores de siembra y plantación-climatología(heladas, viento, lluvia,sol excesivo,…), riegos, plagas, etc.

.. "Contagiar" a otros niños y niñas del centro el "gusanillo" de la actividad para predisponerlos positivamente a participar en años próximos.

.. Considerar siempre el Huerto como un campo abierto a la experimentación.

.. Reivindicar el Huerto Escolar como un equipamiento valioso que nuestro colegio tiene para llevar a cabo experiencias de Educación Ambiental.

El Huerto Escolar deberá servir también para llevar a cabo actividades como las siguientes:

— PRÁCTICAS: manejo de herramientas/ técnicas de siembra y plantación/realización de semilleros/riegos/hacer caballones/reconocimiento de plantas y hierbajos/señalización de cultivos,…

— ESCOLARES: Croquis del huerto con la situación de las distintas parcelas/dibujar las partes de una planta/textos explicando algunas de las faenas realizadas/recoger en casa datos, referencias, etc. que puedan servirnos en nuestro trabajo/realización de "espantapájaros" con distintas técnicas/realización de todas las fichas diseñadas en relación al Huerto/dibujos y viñetas explicativas de procesos, faenas, etc./realización de fotografías, diapositivas, etc. para ir viendo el proceso de crecimiento de las plantas/aprender y diferenciar conceptos relacionados con las ciencias naturales y que pueden verse en el Huerto,…

******************************

Documento 2: Artículo publicado en el Diario del Altoaragón

EL HUERTO EN LA ESCUELA, o cómo volver nuestros ojos a la tierra (escrito el 2 de abril de 1996)

Un espacio de tierra en el recinto de la escuela o alguna pequeña superficie próxima al colegio, son suficientes excusas para la puesta en funcionamiento de un huerto escolar.

Ese pequeño trozo de tierra se convertirá en lugar de encuentro: de niños y niñas de la misma clase; de clases distintas del mismo colegio; de profesores y profesoras de diferentes niveles; de padres y madres que echarán una mano aportando herramientas, semillas, abonos, experiencia,…

El huerto escolar, convertido en equipamiento educativo estable, es un espacio donde no sólo se acude a cultivar hortalizas, plantas diversas, flores, etc.; es un lugar para cultivar actitudes tan significativas como la cooperación, el respeto, la responsabilidad, la ayuda mutua, la sensibilidad… Sentir la emoción de ver germinar lo que hemos sembrado, acompañar a las plantas en su crecimiento, cuidar y mimar la vida vegetal que se va generando,…, son también algunas de las posibilidades que nos ofrece ese espacio.

En el huerto escolar tienen cabida niños y niñas de todas las edades; por allí pueden pasar los peques de Educación Infantil y los más grandes del centro. Cada cuál desarrollará trabajos y responsabilidades de acuerdo con su edad, pero todos y todas podrán disponer de un lugar de experimentación, de un auténtico laboratorio natural donde poder observar especies vegetales y pequeños animalillos.

Cada día más, desde diferentes estamentos y entidades: Ayuntamientos, Consejerías de Educación, colectivos medioambientales, etc. se está potenciando la puesta en funcionamiento de huertos escolares. El alejamiento progresivo de la tierra, de lo rural se está viendo como una carencia para las generaciones jóvenes y, aunque este tipo de experiencias sólo pueden paliar esa carencia en parte, no es desdeñable el interés que tiene para un niño el comprobar que las acelgas no nacen ya envasadas al vacío o que los tomates no crecen enlatados.

Si queremos complementar las tareas agrícolas del huerto con tareas escolares, encontraremos una enorme cantidad de interrelaciones:

- podremos medir y calcular las dimensiones del huerto, controlar el crecimiento de las plantas, trabajar con las cantidades de abono y semillas utilizadas, con los precios de los materiales que hemos comprado,…

- podremos escribir frases, textos, poesías sobre las faenas realizadas, o sobre las plantas y frutos del huerto…

- podremos escribir cuentos o inventar historias gráficas que tengan como protagonistas a algunos de los productos cultivados,…

- podremos consultar libros para conocer el origen de diversos frutos, las recetas de cocina en las que se usan,…

- podremos observar a los animalillos que acuden hasta el huerto una vez que éste está ya en funcionamiento, criarlos en terrarios, realizar consultas bibliográficas para saber más sobre ellos,…

- podremos construir y poner en funcionamiento diversos semilleros, observar las partes de una planta, dibujarlas,…

- podremos disfrazar frutos recogidos en el huerto y realizar exposiciones de los mismos…

Las posibilidades de realizar actividades escolares, adecuadamente secuenciadas de acuerdo con los trabajos agrícolas que vayamos realizando, generadas a partir del huerto escolar son inagotables y cuentan, para su realización por parte del alumnado, con estímulos muy positivos.

El huerto escolar, progresivamente, irá cautivando a quienes se vayan involucrando en su organización y funcionamiento; colectivamente se vivirán los éxitos y los fracasos (el tiempo atmosférico suele jugar malas pasadas, de vez en cuando) y se irá convirtiendo en un aula de la naturaleza viva y dinámica, generadora de actitudes de mejor conocimiento, de curiosidad y de respeto por el mundo vegetal; una valiosa vía para practicar la educación medioambiental, de la que tanto se habla y por la que tan pocas cosas hacemos.

Para saber más:

- .- CORONAS CABRERO, M.; El huerto en la escuela, Edita Movimiento de Renovación Pedagógica "Aula Libre", Fraga (Huesca), 1994.

- .- JIMÉNEZ MARQUÉS, JOSÉ LUIS.; El encuentro: Educación Ambiental en huertos escolares, Ed. Educa Futur, S. A., Vitoria, 1987.

- .- AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA, SERVICIO DE MEDIO AMBIENTE.; El huerto escolar, 1995

************************************

Documento 3. Petición de subvención.

Dirigí una carta a la Dirección del CPR de Fraga, exponiendo el trabajo que realizábamos desde el huerto escolar (la carta iba acompañada de una fotocopia del trabajo escrito) y pidiendo un poco de ayuda económica para la publicación del cuadernillo nombrado anteriormente. No hubo respuestas por escrito, pero se respondió oralmente en el sentido de que no se concedía ninguna ayuda, que no había nada previsto para ese tipo de publicaciones. Al final, el cuaderno "¿Nos vamos al huerto?" se publico desde el MRP Aula Libre. Guardo todavía el texto de la carta y 12 años después, ya parece que se trata de un documento relevante. Ahí la dejo como testimonio de una actitud y otra…

……………………………..

Dirección del Centro de Profesorado y Recursos de Fraga:

SOLICITUD DE PUBLICACIÓN DEL CUADERNO: ¿NOS VAMOS AL HUERTO?

Estimada/o:

El documento que aquí se presenta (con algunas modificaciones) ha sido experimentado ya durante dos cursos escolares en el Colegio Público “Miguel Servet”. En dicho colegio, el HUERTO ESCOLAR se tiene como un equipamiento medioambiental estable al que acuden diferentes clases a realizar pequeñas experiencias agrícolas o a observar las que hacen otros compañeros y compañeras. El cuaderno está pensado para ser desarrollado en el Primer Nivel del Tercer Ciclo de Primaria, completando el bloque dedicado a animales y vegetales en el área de Conocimiento del Medio. La razón de presentar este cuaderno al C.P.R. es solicitar de este organismo educativo la financiación de su reproducción en imprenta, de manera que a principio de cada curso los niños y niñas de 5º de Primaria que acuden a nuestro centro tengan en su poder un ejemplar del mismo. Hasta ahora, hemos ido solucionando el problema con fotocopias, pero consideramos que tras la experimentación llevada a cabo y las buenas perspectivas de seguir en el futuro, es hora de dar este paso cualitativo. Se trataría de hacer una edición de 300 ejemplares con cartulina de portada y papel reciclado que podría salir (a falta de concretar más con la imprenta) por unas 50.000 pts.

A la espera de recibir respuesta a esta solicitud, aprovecho para enviarle un saludo

Fraga, 26 de Octubre de 1.998

……………………………………………………….

Anexos:

1. En marzo de 2001, acudí a Teruel capital, a participar en las IIas Jornadas Docentes de Educación Ambiental, organizadas por el CPR de Teruel y el Gobierno de Aragón. Presenté la ponencia titulada "Dos equipamientos estables para cultivar la Educación Medioambiental en un centro de Infantil y Primaria". Uno de los equipamientos a los que me refería era el huerto escolar, evidentemente. La ponencia en cuestión está recogida entre las páginas 163 y 174 del libro de actas de las jornadas (ISBN: 84-699-4486-X), que se publicó en 2001.

2. Enlace con la página de Aula Libre, desde la que puede descargarse "El huerto en la escuela", en formato pdf:

http://www.aulalibremrp.org/IMG/pdf…

Portafolio

¡Buena cosecha!, aunque sea de calabazas Judías crecidas y tutoradas, en primer término La primera vez que se labró el huerto, con la tierra extremadamente dura y (...) Portada del libro Portada del Cuaderno de Educación Medioambiental Portada del libro que recoge las actas de las Jornadas de Teruel Cita en el Magazine de El Mundo, tras llamada telefónica preguntando por el (...) Recuerdo regalado a los peques de 3 años, tras una visita al (...) 1962-63. Incentivan desde la Inspección Educativa la puesta en (...) 1964-65. Recomendación oficial de trabajar en la escuela con huertos (...)

Comentarios

  • El huerto escolar (I)
    20 de mayo de 2010 14:22 / por Anny

    Hola Mariano

    Tu idea del huerto escolar y utilizarlo en varios aspectos de la educación en aquellos tiempos ha realmente sido muy renovadora. Yo me recuerdo que aunque aquí en Bélgica unas pocas escuelas ya tenían un jardín, esta idea de crear espacios jardín-huerto ’escolares’ se ha desorrallado de manera mas general solamente en los años noventa que es casí una decada más tarde!

    • El huerto escolar (I)
      20 de mayo de 2010 16:04 / por Mariano Coronas Cabrero

      Hola, Anny:

      Mis raíces agrícolas no he podido esconderlas y siempre me pareció que realizar alguna actividad con continuidad, en torno al cultivo de la tierra, podía generar una visión nueva en los chicos. Creo que hicimos algunas cosas interesantes, pero aquello se acabó bruscamente, con la desaparición del terreno dedicado a huerto, para dedicarlo a columpios. ¡Un gran avance pedagógico…!

Comentar este artículo

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

Comentario
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0

10 mg norvasc careprost without prescription lower price lipitor buy online voltaren http://www.projectsforpreschoolers.com/where-to-buy-avanafil/ info about buy premarin online baclofen generic cost of imatinib gleevec in mayami azithromycin 250 mg tablet simvastatin tablet femara cost http://youthfacts.com.au/clomiphene-without-a-prescription/ http://www.r-p-f.org/205877 10mg lipitor cabergoline overnight shipping buy generic orlistat bupropion canada cheapest bactrim ds premarin over the counter bimatoprost online information buy hostacycline usa imatinib mesylate amitriptyline 15 mg http://www.fitnessformula.it/enalapril-2-5-mg-b-i-d/ cipro ciprofloxacin without no proscription rapamune purchase online no prescription fluorouracil enalapril 10mg w 925 in united states bactrim online http://www.projectsforpreschoolers.com/baclof-for-sale/ buy iressa in singapore super kamagra india flagyl cheap prednisolone herpes fluconazole online cheap vasotec info about buy cheapest piracetam diclofenac online amlodipine 10 mg fluconazole mexico prilosec generic more info buproprion sr 100 mg levetiracetam discount diflucan tablets in united states online prilosec voltaren generic purchase diflucan without prescription in uk http://www.r-p-f.org/108778 esomeprazole tablet buy finasteride canadian lipitor